martes, 6 de julio de 2010

OFERTA DEL DÍA: ORGULLO

Madrid se ha puesto reivindicativa este fin de semana, el MADO o más conocido como Orgullo Gay cubre la ciudad con siete colores y millones de personas de todo el mundo.

Hasta ahí, medio bien. Pero claro, reivindicar derechos de que nadie te quita en un país como el nuestro me parece ridículo. Esta bien reivindicar por aquellos que no pueden en otros países, donde recordemos que la homosexualidad está penada con la muerte. Pero opino que no es necesario este circo mediático que se forma en la capital donde no hay reivindicación a modo de fiesta como nos hacen creer, recordemos que "la cabalgata" como apuntan los medios de comunicación, en un principio era una multitudinaria manifestación que ha ido degenerando a lo que es hoy día: una plataforma publicitaria para puticlubs y bares de alterne gay. ¿Así queremos que se nos vea? ¿como putas y chaperos?

El viernes acudí, obligado, a uno de esos actos que ahora se celebran en el centro de Madrid (que ya sabemos que ha sido calificada como sitio Gay Friendly). En plena plaza de Callao y empieza un espectáculo bochornoso abanderado por Telecirco y sus marionetas: Mr Gay España. Donde se comentaba que si se salia o no del armario y que todo el mundo fuera...

En mi vida, en ningún trabajo, he tenido que dar explicaciones sobre con quién me acuesto o dejo de acostarme, sobre a quién le como la boca o dejo de hacerlo. Y si alguna vez lo he dicho ha sido libremente y porque me ha salido de la punta de mi.... entrepierna.

Pero es que, ahora, en el "colectivo", como quieren que les llamen, les afecta que ya no les señalen, les apunten con el dedo y no puedan decir que les importa un bledo. Cuando consigues tus derechos y vas con la ley en la mano ya no eres "diferente" y claro, ya no son los "pobrecitos maricas que nadie les hace caso".

Un claro caso de esto que digo son aquellos locales "bollo" en los que me han negado la entrada por ser tío, incluso acudiendo al lugar con la que era mi pareja y lo que había en la puerta (todavía tengo dudas si era tío o tía) nos cerró el paso al grito de "sois chicos, no podéis pasar". ¡Viva la igualdad!

En el certamen de Mr. Gay España (que digo yo, preséntate a Mr. España y si eres marica ole tus huevos), le preguntaron a un candidato andaluz que en su ciudad no había "ambiente", el chico respondió que sí, que había una discoteca, el presentador insistió que no era una discoteca gay, el chico replicó que él trabajaba allí y era un sitio gay, el presentador quiso tener la razón ante el asombro de los allí asistentes diciendo que no contaba porque era un "sitio mixto"... Algo falla en estas reivindicaciones. O que nos acepten o que nos rechacen, pero no podemos pedir que nos acepten mientras suplicamos a las deidades de turno que, por favor, nos rechacen.

Ya me he prometido no ser partícipe de un circo como lo es el Orgullo, cuando se aclaren si quieren que les acepten o no, que me avisen. Yo aprovecho para seguir haciendo mi vida como hasta ahora, sin que a nadie le importe lo que hago bajo las sábanas.

Yo y mis ideas.

He dicho.
Publicar un comentario