Una forma de continuar

Son ya varios meses que no me presento por aquí, tal vez haya sido por la pésima excusa de que no hay tiempo para nada, todo lo que actualmente me rodea es trabajo-trabajo-trabajo, pero tal vez, y con todo lo que hoy nos rodea, he decidido plantarme y firmar por una nueva forma de vida, a decir verdad, a firmar por una vida.

Llevo años entregándome al medio audiovisual, por supuesto, gratis o casi gratis. Partiéndome la médula con cada proyecto para un reconocimiento cero, porque no soy "hijo de" ni "perrito de". Pues llega el momento de plantarse porque sí soy "Hijo de" y tal vez no sean altos cargos de la industria musical o mediática, pero ahí están, apoyando cada uno de mis proyectos y eso es lo que cada vez me incentiva a continuar en esta pésima industria.

Que alguien se queje de algo en el que tan solo lleva 5 años es realmente deprimente, pero quema. Cuando entregas tu CV y te felicitan por tu trabajo es motivador, pero no lo es tanto cuando, después de una semana dándolo todo empiezan a exigirte que debes lamerles el culo para llegar a su nivel. No, perdona, aquí hay uno que tiene integridad y no se va a arrastrar a cambio de nada y tampoco lo haré a cambio de tu millonada. Y peor aún es cuando les das con la puerta en las narices y se sienten traicionados, y mientras tu, has adelgazado 5 kg y a punto de tirar todo tu trabajo de años por la borda. Pero eso no importa, tu eres el lastre y si te desprendes como tal, el traidor.

Así de negro llegó a ser todo hasta llegar a un nuevo lugar, una nueva empresa y comprobar que lo que te ha estado torturando hasta la fecha no es más que una pésima gestión.

Esta semana he conocido la cara amable de la producción, sí, estresante, pero amable. Un cambio que te hace ver el por qué empezaste en esto. Porque detrás de horas y horas de trabajo para un proyecto hay una sonrisa en el público, y para ello no es necesario pasar una tortura porque cuantas más ganas le pongas a ese proyecto y más a gusto te sientas con él, más perfecto y redondo saldrá.

En el momento que finalice este miniproyecto con la gran factoría que aporta felicidad en tu vida, dejaré de trabajar por cuenta ajena, porque es la única manera que tu trabajo sea reconocido, de ser ese alguien para que tus hijos sean los "hijos de".

Hoy miles de jóvenes se manifiestan por un cambio, el cambio que todos necesitamos y buscamos, tal vez, esperamos, sea un cambio real por el que nuestros hijos serán nuestros hijos y ellos podrán elegir su futuro libremente, como nosotros lo hacemos hoy, sin apenas conseguirlo.

En unas horas todo habrá cambiado, o todo seguirá igual. Seguiremos luchando, porque solo cuando luchamos, y siempre que se hace de manera pacífica, conseguimos un mundo mejor.
Publicar un comentario

Entradas populares