sábado, 30 de mayo de 2009

Diario de Abordo Cap.12: Encuentros

¿Sabes lo mejor de irte a un país diferente al que vives? Que vas por la calle sin esa preocupación de encontrarte con una persona que no te apetece ver, ya sea tu ex, la vecina del cuarto o la amiga de tu abuela. Eso hace que, cuando ves caras conocidas, de repente, estés más cerca de casa. Así nos acompañaron por un fin de semana dos grandes amigos de segundo, a los cuales no desvelaremos sus nombres por diversos asuntos personales, pero estuvieron dándonos su compañía, que es lo que importa, por dos días...
A su partida, las cosas vuelven a la normalidad en el teatro, aunque de cierta manera, con un toque algo más estresante, pues se acerca el gran día: El Concierto de Primavera. Niños, nervios, bailarinas, solistas, focos, micros, proyectores... más los gritos de los responsables (véase el Profesor de Canto y el Coreógrafo) tres funciones y nosotros cámara en mano, claro que al haber solo una cámara, algunos nos escapamos al control de luces y sonido o a barbullonas, donde se cuece lo gordo.
Teatro lleno y por primera vez nos sentimos parte del staff del mismo y lo celebramos por todo lo alto: mañana a Roma.
Llego EL DÍA de los días de nuestro Erasmus, ya no solo ir a Roma, sino, poder celebrar allí mi cumpleaños, así que cogemos el pullman directo a la capital para pasar allí el fin de semana.
3 horas y 40ºC después llegamos a la capital, la cità più bella dell mondo. Y allí estamos los cuatro. Saliendo del metro y flipándolo en colores ante el mazacote de piedra que se levanta ante nosotros: el Coliseo. Una foto, otra, dos más. Hay que quemar Roma así que 27 fotos después seguimos dirección Piazza Venezia y más mazacote de mármol. Subimos no se cuantas escaleras y continuamos con las fotos... Piazza Spagna, Fontana di Trevi, Castello Medievale... y algo me dejo, hasta que llegamos: Piazza di San Pietro, Città del Vaticano.
Necesitamos un lugar donde dormir... ¡Mira un Bed&Breakfast!
A la mañana siguiente Ratzi no está (negocios, ya sabes), así que no podemos subir a visitarle pero recorremos su humilde morada: Museos Vaticanos, Capilla Sixtina y Basilica. y seguimos por Roma pero hoy ya sabes que es el día ¡Tanti auguri a me! ¡Ouh yeah!
Il Moise, la Piazza Navona, più Fontana di Trevi, la Bocca della Verità, il Pantheon d'Agripa, il Foro Romano, mile palazzi, il Circo Massimo... ¡ouch! ¡deviamo ritornare! Ma... ¡manca il Trastevere! Tranquilo, non ti preocupare... altro giorno... ¿Quando? Dopo il 19 di giungio... ¡Ok, va bene!
Un book de fotos personal después para cada uno de nosotros se puede decir que volvemos a Avellino las cosas no serán como antes. Hemos estado en Roma. Y a pesar de que allí había más españoles que en el propio Madrid, no nos encontramos ni con la vecina del cuarto, la amiga de tu abuela, ni con ningún ex...
Publicar un comentario