Diario de Abordo Cap.10: Tanti Auguri v 2.4

Javi vuelve tras su breve periodo de ausencia y Cris nos acompaña durante 5 días para tener algo que contar de su Semana Santa. A pesar del aire de tragedia que se respira en Italia tras el gran terremoto de L'Aquila y sus posteriores réplicas de menor escala, nosotros seguimos con 'la nostra esperienza'. Javi, por su cumple ha decidido comprarse un huevo de chocolate (por la cosa de la Pascua aquí los venden hasta en las zapaterías) de nada más y nada menos que 1 kg. Un kilo de chocolate con leche con una sorpresa gigante en su interior (ñam). Una extraña calma se cierne sobre nosotros, poco trabajo en el teatro, un clima soleado y cálido, pero como siempre, las catastróficas desdichas a las que estamos destinados nos persiguen, y mientras trabajamos tranquilamente en nuestro 'uffizo' el móvil empieza a sonar: es Lucía. Nos avisa, asustada que en nuestro edificio están robando y que tal vez sea en nuestro apartamento ¡mierda! Cuando llegamos a todo correr, nos cuenta que ha tenido que entrar acompañada con la policía (armada) y que todo va bien. Los ladrones están en el apartamento de al lado, pero, no hay orden judicial, ni llaves. Cuando llegan los dueños del piso, los ladrones han huido por el balcón trasero. Decidimos pasar del susto y celebrar... ¡El cumpleaños de Javi! Nos vamos a una brasería donde todo (y quiero decir TODO) estaba buenísimo (y quiero decir 'bueno' en todos sus significados). Allí el camarero (y quiero decir... bueno, ya sabes lo que quiero decir) nos indica dónde ir a tomar una copichuelas: EL BUEN RETIRO (así, tal cual). Al llegar las azuladas luces de neón nos descubren un local donde tomar combinados a buen precio y además con música en directo (de karaoke por supuesto). Al descubrir nuestra nacionalidad el dueño del local, decide darle un aire hispánico y acabar con los baladones italianos que la buena muchacha nos interpretaba. Me pasa el micro al son de 'Morena Mía' y acabamos en un dueto. Dos 'Sex on the Beach' más tarde acabamos con una recopilación de grandes éxitos en castellano de grandes artistas italianos (Tiazziano Ferro, Nek...) y grandes canciones que jamás esperábamos encontrar en estos lares ('Obsesión' de Aventura). El día siguiente nos lo tomamos de relax, y además descubro que gracias a que aquí todavía no conocen lo que es eso del 'garrafón' el Sex on the Beach no produce resaca, y por la noche nos vamos a conocer el local de jazz que hay cerca de casa, pero había poco movimiento, tan poco, que solo estábamos nosotros. Nos despertamos temprano (a las 9) para hacer una excursión: el Monasterio de Montevergine. Para ello tenemos que hacer un largo y cansado recorrido de autobús de unos 10 minutos hasta la città di Mercogliano para coger el funicular que nos suba de forma casi vertical (ahora no exagero) hasta la cumbre de la montaña en la que se encuentra el monasterio. A la vuelta, nada más cerrar la puerta de nuestro apartamento... vuelve a pasar... ¡llueve!
2 comentarios

Entradas populares