miércoles, 29 de abril de 2009

Diario de Abordo Cap.10: Tanti Auguri v 2.0

20 de Abril, tal y como Celtas Cortos diría. Resulta que hoy es uno de esos días especiales y tras felicitar a Lucía a las 00.05, hora en la que ha terminado el capítulo de hoy de Toorchwood (para más información sobre el origen de cómo ha terminado esta serie en nuestras manos pinche aquí y descubre al culpable) nos disponemos a prepararnos para el Gran Día Lu. En el teatro comemos tarta helada que Lucía se ha encargado de comprar en el (oh Dios mío) Aloha! (y digo Dios mío porque no has probado esos deliciosos helados habidos u por haber, desde helado de Nocilla - o Nocciola como dicen aquí - pasando por el de Menta, Regaliz Negro, Café, Coco, Melocotón y mil estupendos sabores más) y lo comemos todos juntos con la 'Cúpula' directiva del Teatro (véase Pina, el direttore Dario, y la presidenta María), Lucía recibe como regalo una mochila porta todo, de esas que sabes que me gustan, en las que cabe la cámara de fotos (reflex), la agenda, un cuaderno, un estuche y más. Pasamos el día como si nada, vimos el espectáculo de la semana en el Teatro: High School Musical y llega la cena. Al terminar le entregamos a Lucía nuestros regalos, que vienen a ser dos camisetas de manga larga, unas zapatillas de andar por casa (las suyas no hablaban, daban serenatas), unos calcetines (es adicta a ellos) y por supuesto la camiseta oficial Stagisti Spagnoli REA: Domani Domani Domani, la cual ya en su día fue regalada a Javi. Al día siguiente, los compañeros de Salerno vienen a celebrar el cumple, y por supuesto, acabamos en nuestro centro de peregrinaje fiestero de Avellino El Buen Retiro. Noelia se acoge a las leyes internacionales de los tópicos hispánicos de cantar lo más jondo que exista en el karaoke pero yo (que ya sabes que me gusta lo de guardar un poquito las formas) decido ir a casa, aunque la verdad es que me dolía de tal manera la cabeza que creía que me iban a explotar hasta los ojos... Domingo. Hoy sí va a ser un gran día. Dario nos invita a volver a ver HSM pero esta vez entre bambalinas, conocer a los actores (ejem), presentarnos al director de escenografía del espectáculo y estar con él. Creo que ha sido la mejor experiencia desde que estoy en Italia, nos hablan además de la escuela (pública) de escenografía de Roma y de cómo acceder a ella y otros cursos útiles para ser parte del teatro. Los actores (ejem, ejem) nos invitan a tarta napolitana de crema por ser el cumpleaños de uno de ellos y, a pesar de no estar tan buena como... ¿de qué estaba hablando? ¡ah! si, de la tarta, pues eso, comimos. ¿Volveremos a ver algo así? Esperemos que si, y muchas veces... mientras tanto, nos toca seguir con nuestro día a día, no tan espectacular, pero nuestro al fin y al cabo...
Publicar un comentario