Diario de Abordo Cap.8: Niente

Entramos en nuestra nueva vivienda, mucho parqué, mucha nueva construcción, pero sin muebles, sin gas y sin luz. Nuestro casero, un cara dura de cuidado... ¡Hasta las narices de Italia estoy ya! ¡Pero que morro tienen! Y encima lo único que les interesa es quedarse con nuestro dinero ¡Ja! ¡Van listos! Encima el Señor Maccaldo (nuestro casero) nos dice que no nos da las llaves porque sino no puede entrar él ¿cómo-cuándo-dónde-por qué? ¿Estamos flipando? Nuestas desdichas in crescendo, puesto que en el Teatro no nos darán trabajo hasta que no solucionemos el problema del piso, así que así nos encontramos: en una cocina que solo tiene una mesa y cuatro sillas, a las 9 de la noche, alumbrados por una linterna con las pilas en las últimas y sin nada de trabajo...Tras dos noches sin luz, agua caliente, a 10 grados de temperatura y sin gas que nos caliente, eso sí con grandes anécdotas nocturnas como la fantástica historia de ¿terror? de Javi y las aventuras sexuales de Lucía, decidimos ir a Salerno a la nueva casa de los de TV, a partir de ahora la que denominaremos 'La Casa della Felicità', porque así se autodenomina en la entrada. Allí, el calor de sus radiadores nos envuelve, el WIFI aturulla nuestras mentes, la ducha nos ofrece su agua caliente y la cocina su comida. Por la noche, fiesta Erasmus (con universitarios españoles...) en la que parece que es la única discoteca de los alrededores, como un templo 'Camino Real' está hasta arriba. Zorreo y más zorreo de napolitanos que buscan 'scopar' con más de una española necesitada, pero sus entrepiernas se quedarán con las ganas, nuestras chicas son 'fidanzattas' y sus compromisos en España son superiores, aunque alguna hay que prueba, pero enseguida pide ayuda de rescate para que, entre todos, apartemos al "pesado baboso" (según la susodicha) para que la noche no termine en tragedia... Volvemos a La Casa de la Felicità tras perdernos un poco por Salerno y Leti pierda, por causa de la lluvia, uno de sus zapatos (no es que lo perdiese porque le quedase grande, si no, porque el agua de lluvia lo había destrozado por completo... ¿ves por qué no me gustan las manoletinas?) y dormimos en los colchones (mejor no analizarlos...) hasta un nuevo día... aunque eran las seis y media de la mañana y a estas horas en Italia ya ha amanecido. Nos 'alzamos' a las tres del 'pomeriggio' y comemos una estupenda tortilla de patatas y surtido de salchichas para que nos de tiempo a coger el autobús de retorno a nuestro particular infierno en Avellino. En el camino, cosas dignas que solo ocurren por estos lares; 1º el conductor de una línea díaria de autobuses va y se confunde de calle teniendo que dar la vuelta en mitad de un pueblo; y 2º, el conductor frena en seco en medio de la 'strada' y se dedica a buscar un portafolios que no encuentra indicando a los ocupantes del 'pullman' que se movilicen para encontrarlo. Obviamente lo tenía él. 'Senza' comentarios...Llegamos a nuestra casa (vacía), llamo a mi madre y por la noche el mundo se me viene encima: llueve, hace frío y hecho muchísimo de menos a toda mi gente... la tormenta hace que me quede dormido pensando en mi familia y amigos. Nuevo día. Me levanto temprano para prepararme e ir al teatro, no quiero ver ni en pintura a Maccaldo, me encuentro con Pina que me pregunta por el piso, le digo que todo igual, 'senza acqua calda, senza gas, senza luce, senza niente' me dice que le de el telefono de Maccaldo, que le va a poner a caldo... Hoy analizamos 'Pinoccio' y por la tarde nos proponen hacer el proyecto de junio: una presentación con audio y proyecciones de fotografías y videos hechos por nosotros por las paredes exteriores del teatro a gran escala sobre nuestra experiencia en el Teatro Carlo Gesualdo; además de colaborar con la realización del coro de voces blancas de Avellino. El camino comienza... ¡acción!
**
niente - nada
scopar - follar
fidanzattas - comprometidas
alzarse - levantarse
pomeriggio - periodo entre las 12 y las 17 horas
strada - calle, calzada
pullman - (forma vulgar de) autocar
senza - sin
3 comentarios

Entradas populares